martes, 8 de mayo de 2018

El coleccionista de besos de Pedro Ramos


El coleccionista de besos

Texto: Pedro Ramos


Colección Periscopio

ISBN 978-84-683-3463-9

130 x 205 mm, 208 páginas

(+ 12 años), 10,50 €,  

2018.


Por José R. Cortés Criado.

IAN tiene dieciocho años, estudia segundo de bachillerato y quiere llevar una vida normal y corriente como todos los jóvenes de su edad, pero él es un poco más lento a la hora de actuar que los demás, su pensamiento lógico le lleva a una especie de ceguera emocional sobre todo para el lenguaje no verbal o figurado; por eso la convivencia con sus iguales es un poco difícil.

IAN está diagnosticado con Trastorno del Espectro Autista, concretamente dicen que tiene el síndrome de Asperge.

IAN es su alias en la red, le gusta que le llamen así, igual hace con sus amigos, todo tienen un apodo: Man0, Jams23, XP66; aunque estos tienen poco de colegas, ya que suelen llamarle tarado entre otras lindezas y lo aceptan más que nada para mofarse de él.

Entre estos amigos aparece TNA, una joven italiana que está de intercambio en España, ella sale con un amigo de IAN, él la considera tan maravillosa que la cree muy lejana, inalcanzable. 

IAN tiene dificultades para comunicarse en vivo con ella, pero sabe que en la red es hábil y se relaciona bastante bien. Gracias a la red inician una amistad no exenta de chistes maliciosos y desprecios.

La sociedad no acepta fácilmente las diferencias y los que no tienen posibilidad de sobresalir en nada suelen aprovechar lo que consideran una anomalía para mofarse de IAN, al que tratan como un ser inferior, cuando la realidad es totalmente distinta.

A lo largo de las páginas conoceremos pormenores de su vida diaria, sus relaciones familiares y su mundo cibernético. Gracias a los ordenadores, a las redes sociales y a los móviles el lector asiste a una historia llena de curiosidad, donde intriga y sobresalto cercan la vida del joven que se ve reflejada en un lenguaje muy actual y en un formato novedoso tal como hoy lo utilizan los jóvenes.

La novela se lee rápidamente, su atractivo te atrapa y deseas conocer el desenlace de los avatares por los que pasa IAN y su amiga italiana. Hasta que aquel no se acepta como es y se opone a la sociedad que intenta marginarlo, no nos demostrará su valía y nos hará reflexionar sobre la perfección humana, que no existe, dado que todos tenemos alguna carencia aunque no esté diagnosticada y catalogada por nadie.

Bonita historia llena de vida y ganas de vivir en un mundo mejor donde las diferencias sirvan para distinguirnos los unos de los otros, pero nunca para marginarnos ni hacernos sentir inferiores o superiores.

Pedro Ramos nos muestra una colección de besos que IAN caza en las redes y hace guiños musicales y literarios, ya sea citando un verso en inglés de la canción de Pink Floyd, The Wall; o reflexiones de Guy de Maupassant, Ana Frank, Albert Einstein o Hans Asperger.

Si quieres conocer otra novela de este escritor, La playa de los cristales, pincha sobre el título. 


2 comentarios: